jueves, 20 de noviembre de 2014

♦♦ Estos medicamentos están destruyendo sus reservas de vitaminas y nutrientes

Hemos aprendido a desconfiar de los efectos indeseables de los medicamentos, pero no nos hemos parado a pensar en la pérdida de nutrientes esenciales que conlleva su ingesta.

Muchos medicamentos son moléculas nuevas que no habían existido antes en la tierra hasta que un laboratorio farmacéutico se puso a desarrollarlos. Una vez que el cuerpo los absorbe, debe metabolizarlos (transformarlos para asimilarlos). Luego, como todo nutriente, debe evacuar los residuos, lo que implica la acción de diversas enzimas y reacciones químicas que a su vez recurren a las vitaminas y minerales.

Algunos medicamentos implican un gran consumo de vitaminas y nutrientes. Por eso, no sorprende que tomar un medicamento, sobre todo de manera regular, provoque déficits en nuestro organismo, además de otras carencias.

Incluso cuando el medicamento es una réplica de una molécula presente de modo natural en el cuerpo o en la naturaleza, tomarlo puede aumentar las necesidades del cuerpo de determinadas moléculas.

La píldora anticonceptiva y los antibióticos reducen las reservas de magnesio


Por ejemplo, cuando una mujer toma estrógenos, su cuerpo irá sufriendo pérdidas de magnesio y vitaminas del grupo B, independientemente del formato (píldora anticonceptiva, tratamiento hormonal de sustitución, estrógenos sintéticos o bioidénticos). También hay muchos antibióticos que reducen las reservas de magnesio.

No hay que olvidar que el magnesio es un mineral muy importante, pues está implicado en más de 300 reacciones químicas en el organismo. Además, es un cofactor del adenosín trifosfato (ATP), que suministra energía a las células. Las vitaminas del grupo B también lo son; la vitamina B6 interviene en unas 130 reacciones y, si mostramos carencias, puede provocar ansiedad, disminuir la libido, así como reducir los niveles de serotononina y melatonina.

Para compensar, nos vemos obligados a tomar todas las vitaminas del grupo B, ya que funcionan en conjunto. Por ejemplo, nuestro organismo no puede usar la vitamina B6 si falta vitamina B2 y no puede utilizar la vitamina B3 si falta la B6.
Las estatinas destruyen las reservas de CoQ10
Las estatinas son unos medicamentos que reducen los niveles de colesterol en sangre cuyo uso está muy extendido. Reducen las reservas de coenzima Q10 (CoQ10), lo que provoca dolores musculares y fatiga.

El CoQ10 es indispensable para producir ATP a partir de la glucosa en las mitocondrias, esa especie de pequeñas “centrales eléctricas” que fabrican la energía en las células. Para aportar buen “carburante” al organismo, no sólo se necesita una buena alimentación, sino también CoQ10 si nuestras reservas se ven atacadas por los medicamentos.

El caso de la cortisona y la aspirina


Los derivados de la cortisona, como la prednisona y la triamcinolona, usados para tratar numerosas enfermedades alérgicas, inmunológicas, inflamatorias o cancerosas, hacen que disminuyan las reservas de calcio, magnesio, ácido fólico (vitamina B9), potasio, selenio, vitamina C y vitamina D.

Sin embargo, es muy raro que los médicos avisen de esto a sus pacientes que toman esta medicación y les receten nutrientes en forma de complemento alimenticio.

Incluso un medicamento tan extendido como la aspirina disminuye las reservas de ácido fólico, hierro, potasio, sodio y vitamina C. En cuanto al paracetamol, disminuye el nivel de glutatión, un importante antioxidante que protege las células contra los
ataques de los radicales libres.

Datos que no debe olvidar


Existe una cantidad exageradamente grande de medicamentos con receta que destruyen los nutrientes esenciales. Las consecuencias pueden repercutir en su nivel de energía, humor, libido y en el sistema inmunitario… en resumen: ¡en toda su vida!

Por eso, cada vez que su médico le recete un medicamento, no dude en preguntarle e informarse por su cuenta si es necesario sobre las carencias de nutrientes o vitaminas que puede ocasionarle.

Quizás no le sea útil comprársela sólo para usted, pero debe saber que existe una enciclopedia entera dedicada a este tema que se llama Drug-Induced Nutrient Depletion Handbook, de Pelton y LaValle. Tiene ya unos años (es de 2001), pero es algo que todos los médicos deberían tener en su consulta.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

♦♦ Redescubrir los productos fermentados

Todas las semiconservas fermentadas contienen bacterias del grupo láctico (Lactococcus, Enterococcus, Leuconostoc, Pediococcus, Streptococcus, Lactobacillus).

Nuestros antepasados comprendieron instintivamente que los productos fermentados se conservaban bien y que su consumo era beneficioso para la salud. El mundo de la microbiología ya puso poco a poco de manifiesto que algunas bacterias desarrolladas espontáneamente en los productos con fermentación láctica poseían características “probióticas”, es decir, beneficiosas para la salud.

El chucrut se viene consumiendo desde la época de los Romanos, y la col fermentada sigue siendo hoy un plato importante de la cocina centroeuropea, desde Alsacia hasta Ucrania. En Polonia, Ucrania y muchos países de Europa del Este se consume borsch, una sopa de verduras cuyo ingrediente principal es el zumo fermentado de remolacha.
En la cocina occidental, las aceitunas, pepinillos, remolacha, nabos, etc. se conservan mediante fermentación láctica. No obstante, la industria agroalimentaria tiende cada vez más a conservar los productos en escabeche o en vinagre, o a esterilizarlos tras la fermentación, lo que destruye las bacterias. La cerveza de hoy en día suele pasteurizarse a pesar de estar fermentada, por lo que contiene muy pocas bacterias y levaduras.

Por el contrario, la leche fermentada es muy rica en bacterias beneficiosas para la salud con características “probióticas” de diferentes propiedades en función de la especie y biotipo bacteriano utilizado.

Es el caso del yogur (fermentado por Streptococcus thermophilus y Lactobacilus bulgaricus), la  leche acidófila (fermentada por Lactobacillus acidophilus), la leche con bifidus (fermentada por Bifidobacterium bifidum, longum, breve o lactis), el kéfir (fermentado por varias especies de Lactococcus, Leuconostoc, Lactobacillus, Sacharomyces, Kluyveromyces, etc.). Todos estos tipos de leche fermentada son importantes para la salud, especialmente si la materia prima procede de cabra, oveja o yegua, teniendo en cuenta que la elaboración no sea industrial y ni con concervantes. En lo que respecta a los yogures clásicos, cada vez más y más personas desarrollan una intolerancia a la leche de vaca, que se manifiesta en inflamaciones como rinitis, sinusitis, artritis, artosis, etc.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO), la definición de probióticos es: "Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidad adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo huésped".

Una muy buena opción se encuentra en el consumo de bebidas probióticas. Como puede se la bebida Soma y el Molkosan:

"BebidaSoma": Contiene mil millones de diferentes cepas de probióticos o microorganismos vivos y saludables. En cuanto se mezcla el polvo en un litro de zumo ecológico y después de dos días de reposo y fermentación, se han multiplicado a 40 mil millones de beneficiosos microorganismos. Ingeridos en cantidades suficientes, tiene un efecto beneficioso en el organismo, permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos, como contribuir al equilibrio de la microbiota intestinal del huésped y potenciar el sistema inmunitario.

”Molkosan”: Exento de lípidos y proteínas, Molkosan posee una multitud de efectos excelentes para la salud. Consumido regularmente, el suero de leche ejerce una influencia muy positiva en el sistema digestivo y, al mismo tiempo, sobre el sistema inmunitario. Una flora intestinal intacta no es sólo una condición necesaria para la funcionalidad de las defensas endógenas, sino también una exigencia fundamental para nuestra salud y bienestar.

♦♦ Cuidar el tubo digestivo

En Internet se puede encontrar una gran oferta de productos, más o menos fiables, que sirven para limpiar el tubo digestivo. Pero el intestino no es ni una chimenea que haya que deshollinar, ni una tubería que haya que desatascar. De hecho, es más delicado, y a la vez mucho más sencillo.
Por lo general no deberíamos hacer nada. La madre naturaleza lo ha previsto ya todo: un ejército de miles de millones de microorganismos que pueblan el colon (el último tramo del intestino, justo antes del recto), que día y noche lo protegen y limpian impidiendo que las bacterias y levaduras dañinas se desarrollen e invadan la zona.

Los microbios del intestino son muy numerosos; hay hasta cien veces más que células tiene el cuerpo, es decir, unos 100 millones de millones (¡14 ceros!).
Este inmenso ejército recibe el nombre de “flora intestinal” o “microbiota”.

Utilizar el término “flora” aplicado al intestino puede chocar, pero lo cierto es que hace referencia al número de especies de bacterias y levaduras (200 tipos como mínimo) que ahí cohabitan, como ocurre en los jardines botánicos. Y cada persona tiene su propia flora intestinal, tan personal como su huella dactilar.

Cuidar su propio jardín es responsabilidad de cada persona; resembrarlo con frecuencia, eliminar las malas hierbas, abonarlo o bien abandonarlo. En este último caso, lo que era un bonito jardín inglés rápidamente se convertirá en un horrible y nauseabundo vertedero, refugio de especies nocivas que pueden provocar enfermedades.

Como Cuidar y mejorar la flora intestinal

Algunas de las bacterias presentes en la flora intestinal tienen un efecto positivo para la salud y para la vida en general: por ese motivo, los científicos las han bautizado como “probióticas” (beneficiosas para la vida). Estimulan el sistema inmunitario, reducen las alergias y alivian la inflamación del intestino. También impiden la producción de toxinas susceptibles de sobrecargar el hígado, mejoran el tránsito intestinal, disminuyen las flatulencias y previenen los trastornos digestivos (estreñimiento o diarrea). Para que realmente merezcan llamarse probióticos, es necesario demostrar sus efectos científicamente.

Pero existen otras especies oportunistas o patógenas, susceptibles de originar problemas de salud de todo tipo, entre ellos alergias, micosis y hasta alguna enfermedad.
Entre las micosis, la candidiasis provocada por la Candida albicans es alarmante, puesto que la proliferación de este germen en el organismo provoca una alteración del sistema inmunitario que puede abrir la puerta a otras enfermedades, como el cáncer.

El reto es el siguiente: tenemos que favorecer la proliferación de bacterias beneficiosas mediante la implantación de especies favorecedoras de bacterias saludables y el uso del  “abono” adecuado, y al mismo tiempo, debemos impedir que se desarrollen las especies patógenas, que dan origen a enfermedades”.

A continuación puede ver qué medidas puede tomar para reforzar su sistema inmunitario, aumentar su vitalidad y en definitiva, mejorar su bienestar:
Se deben consumir con moderación alimentos en estado puro, no procesados, como la carne, el queso, las grasas y los azúcares simples (o monosacáridos), ya que pueden romper el equilibrio de la microflora.

Desde los años cincuenta, el consumo de alimentos en estado puro no ha dejado de crecer, con el consiguiente e incesante desarrollo de lo que llamamos enfermedades del mundo desarrollado: es decir, enfermedades cardiovasculares, trastornos digestivos, metabólicos, del sistema nervioso u osteoarticular, etc.

Sirva como ejemplo el elevado consumo de azúcares simples: sacarosa, fructosa, maltosa, lactosa, glucosa…

Todos los alimentos azucarados o que se transforman rápidamente en azúcares simples,  incluido el zumo de frutas, favorecen la proliferación de una flora fúngica que altera el sistema inmunitario, aumentando el riesgo de diabetes, obesidad, accidentes cardiovasculares y todo tipo de cáncer.
Puede parecer exagerado, pero hoy en día los médicos no tienen ninguna duda al respecto: un consumo elevado de azúcar produce hiperglucemia y, consiguientemente, hiperinsulinemia, que provoca la formación del tumor cancerígeno y acelera el crecimiento de células tumorales.
Los españoles consumen de media 43,8 kilos de azúcar al año, es decir, unos 120 gramos al día (equivalente a entre 15 y 20 cucharaditas de postre diarias). La mayor parte de este azúcar se “cuela” a través de productos elaborados (refrescos y bebidas azucaradas, cereales, derivados lácteos, etc. que se endulzan con fructosa, el principal edulcorante industrial). Esta cifra es alarmantemente alta. Debería reducirse como mínimo hasta colocarse por debajo de los 10 kilos al año. Y también deberíamos reducir el consumo de carne, grasas saturadas y lácteos.

Así que prioricemos las frutas, legumbres y cereales integrales, bayas, frutos secos, pescados grasos ricos en nutrientes como el colágeno, minerales, vitaminas liposolubles y ácidos grasos omega-3. Podemos tomar algo de carne, lácteos (sobre todo leche de cabra y oveja) y aceites vegetales (preferiblemente aceite de oliva, coco o nuez), algo menos de grasas saturadas y muy pocos dulces.

Comer más fibra: es “prebiótica”.

La alimentación moderna es demasiado rica en alimentos en estado puro (carne, queso, grasas y azúcares) y pobre en fibra. A pesar de no ser un nutriente esencial de nuestro cuerpo, la fibra alimentaria resulta indispensable para preservar la flora intestinal, que se alimenta de ella transformándola en ácidos orgánicos que protegen y regeneran la mucosa intestinal.

Algunas fibras alimentarias son solubles porque tienen poco peso molecular. Se las denomina “prebióticas” porque su objetivo es estimular el crecimiento de las bacterias “probióticas” o bacterias “buenas” del ecosistema intestinal.

Como nuestra flora intestinal se nutre de fibras, no podemos dejar que se eche a perder privándola de las fibras solubles que podemos encontrar, por ejemplo, en la fruta de temporada bien madura, en una gran variedad de legumbres (preferiblemente leguminosas y crucíferas) y en los cereales de siempre, pobres en gluten (arroz, mijo, avena, espelta…).

Consuma especialmente legumbres y frutas ecológicas, porque no contienen pesticidas (cancerígenos) ni conservantes (antibacterianos y antifúngicos que alteran la flora intestinal).

Además, en necesario evitar la ingesta conjunta de hidratos de carbono y alimentos ácidos (por ejemplo, cereales y cítricos, cereales o legumbres con vinagre o limón, tomate y pasta o arroz…), ya que los ácidos neutralizan la acción de las enzimas salivales sobre el almidón de los hidratos de carbono, con la consiguiente producción de toxinas en el intestino.

♦♦ “El tubo digestivo mal cuidado provoca desequilibrios y trastornos”


Si tenemos un tubo digestivo mal cuidado, poblado de bacterias, hongos oportunistas y patógenos (en particular, Candida) y contaminado por alimentos mal digeridos, corremos el riesgo de que se quede atascado por materia fecal tóxica. Esta situación puede provocar desequilibrios y trastornos de distinta gravedad.

En concreto, se puede sufrir estreñimiento habitual, gases, diarreas, inflamaciones de distinta índole, alteraciones en la piel, cambios de humor o enfermedades más graves, como una colopatía funcional, una diarrea sangrante e incluso cáncer de colon.

Al hacer una autopsia, es fácil comprobar si el colon de la persona fallecida se encontraba muy atascado por excrementos. Es el origen del dicho: “la muerte empieza en el colon”.

Un intestino sucio conlleva el riesgo de tener un sistema inmunitario deficiente. Se es más vulnerable ante enfermedades infecciosas e inflamatorias relacionadas con el aparato digestivo, respiratorio, urogenital, etc.

Además, tener el colon “enfermo” también es un factor desencadenante de trastornos emocionales. Poca gente lo sabe, ni siquiera todos los médicos, pero las células del intestino producen el 80% de la hormona del buen humor (la serotonina) que se encuentra en el cuerpo.

De alguna manera, el intestino es nuestro “segundo cerebro”, así que tenemos que cuidarlo muy bien.

Los malos olores no son normales

La función principal del colon es fermentar los alimentos que no se han digerido completamente para extraer los últimos nutrientes y hacer que pasen a la sangre. Cuando el colon está sano y funciona bien, sólo quedan residuos inutilizables que se evacuan con regularidad, y que no desprenden mal olor.

Por el contrario, en presencia de bacterias y levaduras nocivas, el tránsito se altera produciendo estreñimiento o diarrea y los residuos alimentarios huelen mal. Además, cuando se tiene una mala digestión, aparte de ser desagradable en sí mismo, nuestro organismo no puede extraer los nutrientes de la comida de manera satisfactoria. Si no se hace nada al respecto, se puede llegar a tener déficit nutricional, o incluso carencias.

La flora nociva produce también gas carbónico, metano e hidrógeno en abundancia. Y los gérmenes se extenderán hasta provocar bolsas de gas a lo largo del colon, generándonos la sensación de que vamos a estallar. Las flatulencias y gases no tienen nada de gracia. Indican una mala digestión y también que el colon necesita ayuda. Este círculo vicioso se origina por la falta de bacterias “buenas”, beneficiosas para la salud, que favorezcan la digestión.

Utilizar el término “flora” aplicado al intestino puede chocar, pero lo cierto es que hace referencia al número de especies de bacterias y levaduras (200 tipos como mínimo) que ahí cohabitan, como ocurre en los jardines botánicos. Y cada persona tiene su propia flora intestinal, tan personal como su huella dactilar.

Cuidar su propio jardín es responsabilidad de cada persona; resembrarlo con frecuencia, eliminar las malas hierbas, abonarlo o bien abandonarlo. En este último caso, lo que era un bonito jardín inglés rápidamente se convertirá en un horrible y nauseabundo vertedero, refugio de especies nocivas que pueden provocar enfermedades.

sábado, 23 de agosto de 2014

♦♦ Los problemas empieza en el colon


El hijo de unos amigos vive agobiado por todo tipo de enfermedades: alergia, asma, eczema, diarreas, estreñimiento y además va de infección en infección.

Sus padres le han eliminado de la dieta la leche, el gluten, los embutidos, los huevos pero no le ha servido de nada.

Resulta que el niño nació por cesárea.

Cuando me lo dijo, no lo dudé ni un segundo. Enseguida pensé: “Flora intestinal”.

La flora intestinal se determina en el nacimiento


La composición de la flora intestinal depende, en primer lugar, de la manera en la que nacemos.

Cuando nos encontrábamos en el vientre de nuestra madre, nuestro tubo digestivo era estéril. No tenía microbios.

Las bacterias y levaduras no se instalan en él hasta el momento del parto: 72 horas después de nacer, nuestro tubo digestivo contiene ya ¡millones y millones de bacterias y levaduras!

¿Pero de dónde proceden todas esas bacterias y levaduras? Aún lo desconoce mucha gente, pero para los niños que han nacido por parto natural proceden de la flora vaginal de la madre.

Ahora bien, la  flora vaginal depende en gran medida de la flora intestinal, por lo que las mujeres que en las últimas semanas de embarazo tengan una adecuada flora intestinal, dejarán a sus hijos una excelente herencia de especies microbianas para que siembren su intestino. Si por el contrario el intestino de la madre está contaminado por especies oportunistas y patógenas, por desgracia el bebé también las heredará.

De esta manera queda demostrado que la predisposición a padecer ciertas enfermedades tiene relación directa con un tipo de microflora que se transmite de madres a hijos en el nacimiento. En particular ocurre con los descendientes de mujeres que sufren asma o dermatitis. Si durante los últimos meses de embarazo la madre regenera su microflora (veremos cómo), el niño no será portador de una flora que pueda provocarle eczemas y/o asma. De esta manera tan sencilla se puede evitar que el recién nacido sufra una deficiencia que puede arrastrar de por vida, y que a su vez podría derivar en una bronquitis crónica que requeriría de asistencia respiratoria, convirtiéndole en una persona dependiente.

Existe otro caso igualmente preocupante y es el de los niños que nacen por cesárea.

El bebé que nace por cesárea, al ser extraído directamente de la placenta (habitáculo estéril), no tiene contacto con la flora de su madre. Recibe entonces la microflora del entorno, es decir, del hospital, que suele estar poblado de bacterias resistentes a los antibióticos, en especial la desgraciadamente famosa estafilococo aureus (Staphylococcus aureus).

Si no se corrige a tiempo, la flora intestinal de origen hospitalario puede tener consecuencias dolorosas para toda la vida.

Así que es muy importante que desde el momento mismo del nacimiento, las mamás a las que por fuerza debe practicárseles una cesárea siembren el tubo digestivo de su bebé con bacterias beneficiosas para la salud. Antes de hablar de cómo hacerlo, déjeme que puntualice que incluso una flora intestinal buena en el nacimiento puede llegar a desequilibrarse.

Cómo se puede romper el equilibrio de la microflora.

Tras el nacimiento, el equilibrio de la microflora intestinal se encuentra en constante evolución. Se trata de un equilibrio dinámico que puede romperse por diferentes factores endógenos y exógenos: factores endógenos (que se originan en el interior del organismo): puede que tengamos un sistema inmunitario deficiente o una enfermedad metabólica leve que ocasione una modificación de la flora intestinal. Si nos hacemos una herida o pasamos por el quirófano, tenemos una inflamación, estreñimiento      

crónico o un tumor en el intestino, la microflora también puede alterarse gravemente, lo que empeora los síntomas de la enfermedad prolongando la recuperación.

Factores exógenos (que se originan en el exterior): una alimentación desequilibrada, la contaminación por  metales pesados o por pesticidas utilizados en el campo o por aditivos alimentarios antimicrobianos, infecciones por gérmenes patógenos, niveles altos de estrés, tratamientos antibióticos, vacunas, todo ello favorece la inhibición de las bacterias buenas, dejando espacio para que se reproduzcan los gérmenes oportunistas y patógenos que son responsables de enfermedades.

Las consecuencias pueden tener mayor o menor gravedad, e ir desde simples trastornos digestivos hasta la ruptura total de las defensas del organismo. En ese caso, se corre el riesgo de que los gérmenes se multipliquen hasta provocar una infección generalizada (septicemia), y potencialmente la muerte.

Esto demuestra que una flora intestinal equilibrada es clave a la hora de estar sanos y hacer frente a las enfermedades. Nuestro objetivo debe ser conservar la flora en un estado microbiológico perfecto.

martes, 8 de julio de 2014

♦♦ Molkosan


Los preciosos ingredientes de la leche

Para fabricar queso a partir de la leche, el quesero separa la leche en sus ingredientes sólidos y líquidos. Para esto es necesario cortar la leche añadiéndole bacterias lácticas y cuajo, con lo que se espesa. La parte sólida, producida por la coagulación, contiene sobretodo proteínas y grasas de la leche: esto es lo que se convertirá en queso. El residuo líquido, de color amarillo verdoso, es el suero de leche. Contiene todavía los precisos ingredientes pero muy pocas calorías. El suero de leche es fermentado  con bacterias seleccionadas y posteriormente enriquecido con ácido láctico dextrógiro L+, sustancia que juega un papel importante en el efecto beneficioso del Molkosan, ya que el organismo puede absorberla directamente. En una última etapa del proceso, el suero de leche se separa de las proteínas restantes y se concentra al vacío. La fermentación estabiliza el suero de leche y garantiza su conservación, ya que el suero de leche fresco empieza a degradarse dos horas después de su producción.

Un sabor único y saludable

El sabor del suero de leche está a menudo ligado a controversias. Unos evocan su "acidez" con gestos de  escalofríos. Otros, al contrario, aprecian su nota fresca y típicamente amarga. Pero este es un falso debate, nadie contesta que el sabor del suero de leche no está en el ámbito de las bebidas azucaradas tan de moda hoy en día. Es un sabor áspero y primitivo como el Eiger, el Mönch y el Jungfrau, todas ellas montañas de los Alpes. En resumen, el suero de leche es puro como la naturaleza y no necesita justificación. En una entrevista en la revista "Gesundheits-Nachrichten", el profesor Hademar Bankhofer, reconocido periodista médico austriaco y consumidor asiduo de Molkosan, nos confirma su entusiasmo por el producto: "El suero de leche, dice él, tiene un sabor agradablemente acidulado. Provee al organismo de sustancias en forma asimilables así como las sales minerales indispensables para los deportistas".

Bueno para la digestión, el sistema inmunitario y la piel

Exento de lípidos y proteínas, Molkosan posee una multitud de efectos excelentes para la salud. Consumido regularmente, el suero de leche ejerce una influencia muy positiva en el sistema digestivo y, al mismo tiempo, sobre el sistema inmunitario. Una flora intestinal intacta no es sólo una condición necesaria para la funcionalidad de las defensas endógenas, sino también una exigencia fundamental para nuestra salud y bienestar. El suero de leche es también un producto de belleza de uso antiquísimo que, consumido de forma externa o interna, limpia y revitaliza la piel, cura eczemas y micosis de la piel y los pies. Asociado a una alimentación sana que incluya hortalizas (ajo, cebolla, ensalada, rábano), Molkosan actúa también contra los hongos parásitos de la levadura, Candida albicans. Molkosan representa también una alternativa ideal para aquellas personas a quienes no les gusta el vinagre, y puede  emplearse  como condimento. Para depurar el organismo  y guardar o reencontrar la línea, se recomienda beber tres veces al día un vaso de Molkosan diluido, endulzado con una cucharadita de miel y bebido en pequeños sorbos 20 minutos antes de cada comida. Molkosan es ligero, refrescante y elimina las toxinas. Contiene numerosas sales minerales y oligo-elementos. El concentrado de suero de leche no contiene ni leche, ni proteínas de huevo, ni gluten. Es una sugerencia acertada para aquellos que quieran regalarse una bebida sana y cotidiana.

Para preparar una bebida de primavera depurativa: mezclar 200 ml de jugo de tomate o de verduras con 50 ml de jugo de ortiga y una cucharada sopera de Molkosan.

Para preparar una bebida revitalizante con suero de leche: diluir una cucharada sopera de Molkosan en un vaso de jugo de frutas y endulzar con miel y aderezar con canela.

"Modos de acción múltiples"

Más recientemente, el pionero de la naturopatía Alfred Vogel (1902-1996) y el doctor alemán y dietista Helmut Anemüller, se interesaron también por las curas a base de suero de leche. Vogel consagra al suero de leche estudios intensivos y, a partir de 1947, publica regularmente artículos sobre sus efectos en su revista "Gesundheits-Nachrichten". En el "Pequeño Doctor", su obra publicada en 1952, alaba las virtudes de este subproducto de la leche: "El concentrado de suero de leche constituye un remedio muy preciado y  comprendemos ahora porque tantos personajes influyentes recurrieron a este remedio para mejorar  su salud". A parte de A.Vogel, sólo unos pocos podríamos explicar qué es exactamente el suero de leche. De aquí su afán incansable de describir el proceso de fabricación.

Modo de empleo:

Uso interno

Diluir 1 cucharada sopera de Molkosan en un vaso de agua antes de cada comida

Uso externo

Pequeñas heridas, quemaduras, eczemas; aplicar sin diluir

Gargarismos (faringitis): diluir ½ cucharada en agua caliente con una cucharada de postre con miel.

Hongos y pie de atleta: empapar, sin diluir, un algodón y dejar toda la noche aplicado.

Hongos en zona íntima: diluir de 1:5 a 1:10 y aplicar baños de asiento.


♦♦ Vitamina D 3


Beneficios en la salud de la vitamina D3

Especialistas internacionales coinciden en que la deficiencia de Vitamina D aumenta el riesgo de padecer varios tipos de cáncer, entre ellos, el de mama y colon. Incluso ya existen estudios de laboratorio que demuestran que elevadas dosis de esta vitamina pueden matar células cancerígenas.

Más de 3000 estudios hay al respecto, aunque todavía las grandes instituciones muestran cierto escepticismo ante los resultados. Ejemplos de estos estudios los tenemos cercanos, como el publicado recientemente por el Instituto de Oncología VallD´Hebron, que asevera que la Vitamina D actúa como protector en el avance del cáncer de colon. Otro estudio publicado en la revista The American Journal of ClinicalNutrition. Concluye que la vitamina D tiene un factor protector en todos los tipos de cáncer tras la menopausia.

Lo que sí está confirmado es que tres cuartas partes de la población mundial tiene niveles deficientes de vitamina D. Ya que el 90 por ciento de ella proviene de la radiación solar y sólo un 10 por ciento de la dieta, principalmente a través del pescado azul,y el aceite de hígado de bacalao.

El problema es que mediante la alimentación no se puede complementar la falta ya que sería necesario ingerir grandes cantidades de esos alimentos, por lo que los especialistas recomiendan hacerlo mediante suplementos alimenticios.

- Evita la descalcificación y mejora la Osteoporosis.

- Para tener unos huesos más fuertes y sanos y un mejor sostén de los músculos.

- Previene 16 tipos de cáncer.

- Previene un alto número de infecciones.

- Reduce las inflamaciones en tendones, piel y otros órganos.

- Potencia el sistema inmunitario en adultos y niños. Activa las defensas y la respuesta del organismo frente a ataques bacterianos y micóticos. Interviene directamente en en los linfocitos, monolitos, macrófagos, huesos, músculos y cartílagos aumentando la respuesta inmunitaria de todo el organismo

- Combate enfermedades como la tuberculosis y la periodontitis.

- Genera respuesta biológica en 30 tejidos distintos. Prácticamente cada célula tiene un receptor de Vitamina D siendo la más efectiva la D3, por lo que actúa y se requiere en: Pulmones, Intestinos, Hígado, Corazón, Riñones y Cerebro.
- Combinada con Vitamina C, duplica el poder antioxidante del que se beneficia todo el organismo.

♦♦ Chorella


El alga chlorella es conocida sobre todo por su capacidad para eliminar las toxinas del cuerpo. Entre las increíbles propiedades de la chlorella están sus capacidades de desintoxicación del hígado, los intestinos y la sangre. Además de ser un excelente regenerador celular.

Desde hace más de 30 años los fabricantes de cosméticos de lujo han incluido extracto de chlorella en sus cremas pues saben del poder de reparación más rápido de la piel dañada. El alga chlorella contiene una hormona que estimula el crecimiento natural y la regeneración celular. Los estudios de investigación han demostrado que los niños y  jóvenes alimentados con Chlorella crecen más rápido.

El alga chlorella contiene 19 aminoácidos incluidos los más esenciales para la vida humana, todas las principales vitaminas, excepto la vitamina D, y todos los principales minerales, suficiente beta caroteno y xantófilas para que sea un poderoso antioxidante.

Es  rica en hierro de fácil asimilación, gracias a la presencia natural de vitamina C y clorofila, que ayudan al cuerpo a absorber el hierro; así como en fósforo, un mineral que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, también presente en el alga. La chlorella es rica en luteína, un pigmento natural que protege los ojos de la formación de cataratas.

Su contenido en clorofila es espectacular, hasta cuatro veces más que la espirulina, las espinacas y las ortigas. La clorofila es una de las mejores sustancias para la limpieza del intestino y sistema linfático, el hígado y la sangre. Las algas verdes son las más altas fuentes de clorofila en el mundo vegetal y de todas las algas estudiadas hasta ahora, la chlorella es la que tiene el porcentaje más alto, a menudo desde 3 hasta el 5% de clorofila.

Más información en este enlace:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=408

sábado, 21 de junio de 2014

♦♦ El Organismo no se alimenta de lo que come


El organismo no se alimenta de lo que come sino de lo que logra digerir y asimilar. Enfermedades consideradas incurables son el resultado directo de una alimentación incoherente, porque la carencia de enzimas, vitaminas y minerales crea la imposibilidad del organismo para producir anticuerpos.

Algunos de los ejemplos mas comunes: leche + azúcar refinada = veneno. Jugo de naranja con el desayuno = toxinas. Frutas con las comidas = daños al organismo. Frutas dulces con ácidas = destrucción de alimentos. Carne con cualquier otro alimento = putrefacción, cadáveres en el estomago e intestino, cadaverina… (Las enfermedades más graves provienen de la putrefacción en el intestino cuando, debido a las comidas cadavéricas, el intestino se convierte en un anfiteatro de cadáveres en descomposición.) Alimentos enlatados, comida chatarra = toxinas = cáncer. Jugos enlatados o encartonados = pérdida de sus cualidades, engaño. Bebidas gaseosas = agua tristemente contaminada. Licores, vinos, cervezas = vicios mortales. Vegetales + frutas = mala digestión y destrucción de esos alimentos. Salchichas, chorizos, embutidos = enfermedades incurables, cáncer, artritis, gota... Carne asada = cáncer sin falta. Productos lácteos = cáncer de próstata, de mama y osteoporosis. Además:

Nadie duda de que los alimentos industrializados que venden en supermercados contienen decenas de conservantes tóxicos; hablemos de uno solo de ellos: El glutamato monosódico es una neurotoxina, un veneno lento, seguro e implacable: en 20 o 30 años la persona comienza a morir de un sinnúmero de enfermedades que los médicos no saben de donde vinieron ni saben cómo curar. El envenenamiento lento del GMS se oculta detrás de 25 nombres sugestivos tales como “saborizante natural, ablandador natural de carnes, etc”, mejor dicho: desconfíe en todo lo que dice Natural en las etiquetas porque con seguridad están escondiendo un veneno. Lo llevan todos los productos “alimentos industrializados” que venden los supermercados cuya fecha de vencimiento dura más de un día.

El glutamáto produce sin falta asma, obesidad, diabetes y cáncer. Lo llevan también todas las charcuterías que se les dan a los inocentes niños. Y no hablemos del aspartamo para reemplazar el azúcar, que ha dejado gente en una silla de ruedas, ambos son dulces venenos. Lo más malo de todo es que el cuerpo no sabe que la persona que incurre en estas faltas es médico ilustre, presidente o potentado… la Naturaleza también les pasa la factura como a simples pastores de ganado. Porque, como adelanto, la medicina Fractárica demuestra que no existen enfermedades de la vejez, sino enfermedades causadas por mucho tiempo de haber abusado del organismo. De tal forma que, no habiendo cometido los pecadillos citados por muchos años, no habría que soportar ninguna enfermedad en la vejez.

sábado, 14 de junio de 2014

♦♦ Propiedades del Ácido Ursólico


El ácido ursólico es un compuesto natural que se encuentran en varias especies vegetales, las cuales son principalmente de la familia de las labiadas.

A parte de estas plantas, el ácido ursólico también se puede encontrar en la piel de algunas frutas como manzanas, peras, arándanos y ciruelas y además en la cera protectora de las algas marinas. En la actualidad, el ácido ursólico está captando la atención de los científicos porque parece tener efectos biológicos como: Anticancerígeno: Evita un gran número de tipos de cáncer, incluido el cáncer de piel.

Antimicrobiano-antibacteriano: Considerado una especie de antibiotico natural porque inhibe bacterias de las malas, staphilococos, microsporum y otros microbios.

Antimicótico: Inhibe los hongos cándidas albicans (los típicos vaginales que sufren muchas mujeres).

Antiinflamatorio: Reduce las inflamaciones de cualquier índole.

Activa la circulación sanguínea aligerando la pesadez de piernas, brazos, suavizando edemas y evitando la formación de celulitis, trombos y otros trastornos derivados de la mala circulación.

Estupendos beneficios cardiovasculares y para un corazón más sano.

Fortalece los músculos, los tonifica, adquieren mayor firmeza.

Estimula el crecimiento capilar, hace crecer el cabello gracias a que activa la queratinosis capilar.

Mejora y refuerza el colágeno cutáneo, activa la producción de colágeno y evita la pérdida del que ya conserva la piel.

Mejora la elasticidad de la piel, adquiere mayor elasticidad y suavidad.

Mejora las arrugas y otorga a la piel mayor firmeza.

Mejora manchas de todo tipo.

Potente adelgazante. Adelgaza con resultados en 15 días porque la acción del ursólico lo que hace es que el organismo fabrique más grasa marrón en lugar de grasa blanca. El tejido marrón, la grasa marrón la forma el organismo no para acumular sino para quemar, es la que usa para combustionar calorías, esta grasa marrón nunca se almacena, se quema siempre. Así que lo que hace es transformar la grasa blanca, la que sí se almacena, la que engorda, en grasa marrón además de favorecer la producción de grasa marrón con lo cual el organismo combustiona más calorías aunque no se haga ejercicio…..vamos que quemas calorías estando sentada, si ya además haces algo de ejercicio notarás que tonificas mucho más rápido los músculos y que bajas más rápido aún de peso.

Mirando incluso en foros deportivos ya que lo toman también los que van a gimnasios y se entrenan a nivel muscular porque queman la grasa rápido y tonifican mucho más rápido los músculos……al ver en esos foros que fui visitando que todo el mundo decía lo mismo, el poder adelgazante……mi gozo en un pozo! quienes quieran adelgazar, lo tienen ideal….no sólo verán resultados en el tema de bajar peso es que fijaos todos los beneficios que aporta al organismo (piel, pelo, músculos, circulación, factor antibiótico y antimicótico…etc) además del que tiene como disminuidor de peso que además su mecanismo de acción está más que estudiado…..formar grasa marrón para que no se almacene, para que se queme toda……quemar más calorías y al mismo tiempo reafirmar aunque no se haga ejercicio…..si ya se hace algo de ejercicio aunque sólo sea caminar un poco…..antes se ven los resultados.

Si además se combina con Gaba, se favorecen entre sí, se potencian el uno al otro y se obtienen mayores resultados en la reducción de peso.

♦♦ El aburrimiento es un síntoma de que es tiempo de elevar tus vibraciones


Han estado aburridos últimamente, sintiéndose desanimados, desmotivados y quizás algo estancados? ¿Tienen muchas cosas que hacer pero no sienten deseos de hacer ninguna de ellas? Yo pensaba que estar aburrida significaba que no tenía nada que hacer, así que si tenía cosas por hacer y estaba aburrida, esto quería decir que estaba siendo irresponsable o perezosa. Pero eso no es lo que el aburrimiento significa. Es un síntoma de que hay una falta de alineación entre la vida en la que estamos y los nuevos caminos, oportunidades y potenciales hacia los cuales nuestra alma trata de dirigir nuestra percepción. El aburrimiento es un cable de conexión entre la mente y el espíritu, una invitación para encontrar otra manera de ‘ser’ en lugar de encontrar otra cosa que hacer.

Nuestras necesidades cambian con el tiempo y nos sentimos estancados y frustrados porque la energía que está creando el sendero en el que estamos no nos está aportando los resultados que queremos. La energía que hemos utilizado para crear nuestra realidad actual solamente alimentará esa realidad. Si queremos crear algo diferente, necesitamos utilizar una energía diferente. Se nos ha enseñado que el aburrimiento es un síntoma de pereza o de falta de motivación, pero yo pienso que el aburrimiento es una manera mediante la cual nuestra alma nos muestra que es tiempo de que expandamos nuestra percepción y de que facilitemos nuevas experiencias en nuestras vidas. Para hacer eso, tenemos que asimilar la energía que empoderará una nueva realidad, rompiendo nuestras propias reglas respecto a quiénes somos, a quiénes podemos ser, de qué somos capaces y con qué podemos alinearnos.

Cuando estamos aburridos tenemos que resistir la tentación de hacer algo, permitiendo que el aburrimiento nos indique qué es lo que ya no nos satisface o complace. Cuando estamos aburridos pensamos que algo anda mal con nosotros porque pensamos que las personas ocupadas, productivas, nunca se aburren con lo que hacen. Pero en algún punto todos nos aburrimos con las circunstancias en nuestras vidas y entonces tratamos de convencernos de que debíamos estar felices con lo que tenemos delante, tratando de lograr los mejores resultados, independientemente de cómo nos sintamos realmente respecto a ello. Después de todo, la relación que no funciona es mejor que ninguna. El empleo al que tememos asistir cada día es mejor que el estar desempleados. La rutina de la vida que cumplimos tiene un propósito, aun cuando diariamente nos levantemos preguntándonos si esto es todo lo que la vida tiene para ofrecernos. Se nos ha enseñado a ser agradecidos con lo que tenemos pero eso no implica que no queramos algo más.

Mirar nuestra vida y decidir que no estamos felices con ella, que no nos satisface o complace o que es aburrida no es un síntoma de ingratitud, de egoísmo, de incompetencia o hasta de falta de aprecio. Nuestro próximo paso es lo que es importante. ¿Decidimos que pudiésemos haberlo hecho mejor, que todo lo que hemos hecho hasta ahora es incorrecto, que no tenemos lo que se necesita para hacer los cambios, o que hemos estado desorientados o confundidos persiguiendo un camino de plenitud que no era reconfortante? ¿O reconocemos el aburrimiento como un síntoma de que nos hemos ‘quedado sin energía en la carretera’ en ese camino y es tiempo de que cambiemos de dirección, de significado y de propósito en nuestras vidas? Recuerden que la energía empoderá el camino en el que estamos actualmente y para empoderar un nuevo camino de una manera satisfactoria, tenemos que utilizar energía nueva. De lo contrario, estamos tratando de crear un cambio sin cambiar nada. Y el reconocimiento de que estamos aburridos es el primer paso en ese viaje de experiencia porque esto implica que también estamos listos para abrirnos a nuevos potenciales.

No tenemos que saber el por qué estamos aburridos, es suficiente reconocer que no estamos contentos, lo cual es nuestro próximo paso. Cuando tratamos de pretender que estamos felices cuando realmente no lo estamos, estamos tratando de convencernos a nosotros mismos de que estamos satisfechos cuando eso no es cierto. Así que den una buena mirada a su vida y vean con qué no están contentos. Entonces, con esa lista ante ustedes, pregúntense qué es lo que quieren cambiar. Y, alístense para romper algunas reglas que dictan cómo deben vivir su vida y de qué son capaces, avanzando hacia una vibración superior, más reconfortante, alegre y asimilen la nueva energía que hace posibles esos cambios.

Aquí hay cinco síntomas de que están aburridos con su vida y que es tiempo de elevar sus vibraciones:

1. Temen hacer ciertas cosas, o quizás todo, porque sienten que es demasiado trabajo o saben que no les gustarán los resultados.

2. Lo que una vez los hacía felices ya no les trae tanta alegría, o quizás ninguna.

3. Les cuesta trabajo forzarse a hacer las cosas que sienten que ‘debían’ estar haciendo, aun cuando sigan diciéndose a si mismos que deberían hacerlas porque son importantes.

4. Se dan cuenta que faltan a citas, olvidan compromisos, llegan tarde y quieren irse enseguida o encuentran excusas para evitar hacer las cosas.

5. Están listos para despegar dejándolo todo atrás y aun si saben que no lo harían, es algo en lo que piensan.

Quizás puedan añadir una cuantas cosas más a su propia lista y eso está bien, el aburrimiento es un síntoma de que la energía que han estado utilizado para empoderar su vida no está funcionando porque ustedes están listos para algo diferente. Así que reconozcan su aburrimiento con gratitud y establezcan nuevas metas, creen un nuevo propósito para su vida, desempolven unos cuantos sueños, y creen una nueva vibración de vida para facilitar los cambios que necesitan y desean que ocurran. Para tener una vida nueva tienen que crear una vibración nueva, una vibración y frecuencia que apoyo los cambios que quieren hacer. No pueden empoderar el cambio con la energía que han estado utilizando para crear la vida que tienen justo ahora y su aburrimiento es un síntoma de que están listos para explorar nuevas avenidas para el sendero de su vida, para vivir con propósito, con un nuevo propósito y expandirse hacia nuevos potenciales y posibilidades.

Cuando me aburro tengo que hacer algo creativo y me encanta pintar. La foto es de mi cuarto de baño, cuyas paredes eran antiguamente un color gris plateado, que nunca he querido. Así que he pintado las paredes de un de color marrón oscuro, con una pared verde azulado oscuro, que yo había pensado desde hace varios años, pero pensé que los colores serían demasiado oscuro para un ambiente tan pequeño, pero se ve muy bien. Y cada vez que entro en el baño, el nuevo color me hace sonreír y eso aumenta mi vibración. ¿Qué puedes hacer hoy para elevar su vibración?

♦♦ Los caminos


En ocasiones los problemas que debes enfrentar son más de los que querrías ocuparte de solucionar, y el mañana no parece ofrecer soluciones. Tal vez te preguntes: ¿por qué a mí? pero la respuesta a veces no está clara. Hasta es posible que sientas que la vida no es justa por poner tantos obstáculos  en tu camino. Los caminos que cualquiera de nosotros elige tomar no están nunca libres de vallas y curvas, pero tarde o temprano las vueltas conducen a una senda más recta. Cree en ti y en tus aspiraciones. Pronto te darás cuenta de que el futuro contiene muchas promesas para ti.

sábado, 7 de junio de 2014

♦♦ ¿Cuáles son las virtudes de las cerezas para la salud?


No sólo es una fruta deliciosa, sino que las cerezas poseen varias cualidades que debemos destacar: son poco calóricas (100 g de cerezas contienen 86 g de agua) y este alto contenido en agua las convierte en un alimento saciante. En términos científicos, tienen una densidad calórica de 0,5 sobre 9 y un índice de saciedad de 4,5 sobre 5. (2)

Se trata, pues, de una fruta cuyo consumo resulta excelente para no engordar y evitar la diabetes: la carga glucémica de una ración de cerezas (100g) es de sólo 7 sobre 100. Pero sepa que las cerezas más tardías tienen un contenido en azúcares más alto, por lo que deberán tenerlo especialmente en cuenta las personas con diabetes.

También son ricas en potasio, lo que limita la retención de líquidos y ayuda a tratar enfermedades autoinmunes neurodegenerativas y enfermedades de los tejidos conjuntivos. Este efecto diurético hace que resulten beneficiosas en caso de gota (hiperuricemia) y de cálculos renales (litiasis), pues facilitan la eliminación de ácido úrico y sus sales, y también en caso de hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos. Pero precisamente por su alto contenido en potasio, si usted padece insuficiencia renal deberá consumirlas con moderación, pues en estos casos debe restringir el aporte de potasio.

También es alto su contenido en fibra, por lo que tienen propiedades laxantes.

Hay que destacar igualmente su alto contenido en antocianinas, unos pigmentos de la familia de los polifenoles que tienen una potente acción antioxidante. Las cerezas servirían entonces para prevenir enfermedades del corazón. Reducen el nivel de inflamación de las arterias.

Las cerzas ayudan a dormir

Existen cientos de variedades de cerezas, que genéricamente se pueden dividir en “dulces” y “agrias”, y también híbridos de las dos anteriores. Una variedad de cerezas, las guindas, que se suelen utilizar por su jugo (por ejemplo en las cervezas belgas a la cereza -kriek), contienen melatonina, la hormona del sueño. Contribuyen por lo tanto a proporcionar un sueño reparador.

Unos investigadores ingleses lo demostraron formalmente. Dividieron a adultos jóvenes sanos en dos grupos y les pidieron que todas las noches, durante 7 días consecutivos, se tomaran un brebaje. El de uno de los grupos se trataba de jugo de guindas y en el otro de un simple placebo. Resultado: el nivel de melatonina era más alto y la calidad del sueño mejor en el grupo que había tomado el zumo de cerezas (4).

Consejos para elegirlas y conservarlas

Lo mejor es tomarlas cuanto antes, pero si no va a consumirlas en el momento, debe guardarlas en la nevera sin haberlas lavado previamente y sin taparlas, permitiendo que “respiren”. Llegado el caso, incluso pueden congelarse (las que mejor admiten la congelación son las de color más oscuro).

viernes, 30 de mayo de 2014

♦♦ Por qué comer poco en la cena


Por qué comer poco en la cena. Como ya hablamos de que se debe comer muy bien al levantarse, ahora nos detendremos en el extremo opuesto, la cena, última comida del día antes del descanso nocturno. En la actualidad se sabe que la cena debe ser liviana, a diferencia de lo que sucedía en los primeros tiempos históricos, ya que por ejemplo, entre los griegos, era la comida más fuerte, constituida por suculentos banquetes, que se degustaban en reuniones de hombres, que incluían bebidas alcohólicas y postres.

A pesar de que hoy sabemos que comer mucho en la cena es malo, el ritmo de la vida actual, que nos impide destinar el tiempo necesario al desayuno y al almuerzo, hace que recién en la cena estemos liberados de nuestros compromisos cotidianos, nos relajemos, y queramos consumir todo lo que hemos dejado de lado cuando lo necesitábamos. Aquí no rigen las compensaciones, lo que antes no se consumió, ahora ya no sirve, ya que recargaremos de energía nuestro organismo cuando menos necesitamos de ella, ya que nos dispondremos a dormir.

No faltan quienes, luego de la jornada laboral, se junten a cenar, y lo hagan con platillos muy elaborados y repletos de calorías. Esto no es conveniente, ya que solo acumularemos grasas que no quemaremos, y nuestro sueño será difícil de conciliar. Además al ser más lento el metabolismo, engordaremos más fácilmente.

Para cenar recomendamos por ejemplo, ensaladas, una sopa liviana, verduras al vapor, milanesas de tofu, frutas, etc. Las pastas tienen alto contenido de hidratos de carbono, y un plato de tamaño pequeño y sin salsas recargadas (solo con una liviana de tomates) son muy buenas para dormir relajado, ya que favorecen la producción de serotonina. Lo mismo podemos decir del arroz, que es muy bueno en cantidades moderadas, especialmente si es integral. Suprimir el té, salvo el de tila, y el café antes de dormir, lo mismo que las frituras y todo alimento graso.

♦♦ La importancia del desayuno


La importancia del desayuno. La importancia del desayuno, primera comida de la mañana que debe hacerse dentro de la hora en que uno se levanta, es fundamental para afrontar el día con energía y con mejor distribución calórica, ya que en el desayuno deberá aportarse la cuarta parte de las calorías totales diarias necesarias. A pesar de ello en muchos países de América Latina y en Europa (salvo Gran Bretaña, Alemania y Austria, entre otros) muchos niños, jóvenes y adultos omiten esta primera ingesta o la realizan muy frugalmente.

La Universidad sueca de Umea realizó un estudio que comprobó que no desayunar a edades tempranas y en la juventud convierte a esas personas, en adultos con más probabilidades de ser obesos y padecer diabetes tipo II.

Si no se desayuna la concentración falla, se siente desgano e irritabilidad, pues el organismo registra la falta de glucosa, por lo cual carece de energía, y ante la necesidad de ella, se queman reservas y se producen alteraciones hormonales. Esto condiciona el rendimiento escolar y laboral.

Además de remarcar la necesidad de desayunar, importa también su calidad. Tortas, pasteles, facturas, aportan demasiadas grasas, siendo mucho mejor realizar una ingesta de hidratos de carbono con pan integral, cereales, tostadas integrales que además proveerán fibra. Las frutas son excelentes para incorporar vitaminas, ya sea que se las consuma enteras o en jugo. Quienes comen lácteos pueden beber leche o tomar un yogurt o queso para recibir dosis de calcio, los veganos pueden consumir por ejemplo, leche de arroz, almendra o tofu en trocitos. Ojo, tampoco es cuestión de comer tanto que nos sintamos pesados para comenzar el día, o ingerir más calorías de las necesarias. El resto de las comidas, que deben dividirse en cinco ingestas más (media mañana, medio día, media tarde y noche) deben ir decreciendo en cantidad, ya que a la noche, el cuerpo estará en reposo.

jueves, 22 de mayo de 2014

Técnica Metamórfica - Equilibrio de Emociones


El objetivo de esta técnica, es estimular el poder de la curación innata que hay en cada persona.

En esto se parece y se relaciona con los principios de la auto-sanación, que todos poseemos.

Además de ser activador de sus capacidades, es decir, que después de una sesión, las personas pueden encontrar que se descubren así mismo, con habilidades que desconocían que tenían, ya que se produce la liberación de energías, el efecto del masaje es placentero y relajante.

Muchas terapias se basan en que la vida consciente se inicia en el momento del nacimiento, siendo nuestras características actuales producto de nuestra niñez.

Sin embargo, en cuanto una célula es creada, ésta ya posee una conciencia elemental. Por esto, podemos decir que la vida comienza en el momento de la concepción, cuando se forma la primera célula. Durante el período de gestación (los nueve meses que transcurren entre la concepción y el nacimiento) se establecen todas nuestras estructuras físicas, mentales, emocionales y de comportamiento.

Así, nuestra vida, a partir del nacimiento, se basa en este período prenatal y recibe una gran influencia de su parte. Por tanto, ¿porqué olvidarnos de sanar este período de nuestra vida?

Durante los nueve meses de gestación nos vemos sometidos a la influencia de innumerables factores diferentes: la forma de ser de nuestros padres, el entorno cultural y físico en el que viven y la etapa de evolución que el hombre ha alcanzado, unidos a influencias cósmicas de carácter inmaterial. Todos estos factores dan forma a los patrones de nuestra vida y quedan establecidos durante dicho período.

La imagen de la Metamorfosis es la del gusano que se transforma en mariposa; es la liberación del espíritu que deja su envoltorio en la tierra. Es el nacimiento a una nueva realidad.

En todo caso, la Técnica Metamórfica, proporciona un estado de relajación y bienestar que induce al equilibrio, por lo que su aplicación y práctica es aconsejable para cualquier persona.

ORÍGENES

Hace aproximadamente 40 años, Robert St. John desarrolló a partir de la Reflexología Podal, ésta terapia innovadora.

 Investigando sobre los mapas de los puntos reflejos de los pies, llegó a la conclusión que en algunas zonas, generalmente a lo largo de la cara interna lateral del pie (que correspondería a la columna vertebral), los efectos producidos por la terapia no sólo eran de carácter físico sino que también eran de tipo emocional y psicológico.

Siguiendo con su investigación, relacionó esta zona con el Esquema Prenatal y Observó que a partir del momento de la concepción, el zigoto (célula resultante de la fusión óvulo-espermatozoide) crecía en dirección longitudinal (céfalo-caudal) y estableció así su correspondencia con la columna vertebral.

Comprobó que todos los acontecimientos producidos a lo largo de la gestación, quedaban registrados en la misma y que trabajando las zonas reflejas, correspondientes a la columna vertebral, se producía un desbloqueo que beneficiaba a los pacientes con problemas de tipo emocional.

Se da por sentado, que cualquier estímulo exterior durante el embarazo puede afectar al feto de forma física o psíquica. Por ejemplo: un temor consciente o inconsciente, un estado de ansiedad de la madre, puede producir posteriormente una serie de disfunciones en el niño, estableciéndose patrones de conducta que pueden persistir durante toda la vida.

Es imposible no hallar piedras en el camino


Si  visualizamos esta vida como la escuela donde venimos a aprender  y pulir aquellas áreas que necesitan ser mejoradas en nuestras vidas en esta existencia, también debemos aceptar que cada paso que damos no esta exento de riesgos, de dificultades, de obstáculos. La forma en que nos enfrentemos a ellos es lo que hace la diferencia en el proceso de la evolución de nuestra alma, hacia una dimensión superior.

Será inevitable encontrar piedras en el camino, habrá que aprender a  caminar entre ellas, alguna vez podremos caer, sentir una sensación de fracaso.  Pero precisamente es ahí donde podemos hacer la gran diferencia, no se trata de caer sino de las veces que hemos sido capaces de levantarnos, cada caída nos hace más fuertes, más sabios, el fracaso existe cuando nos  quedamos estancados  en la misma situación, no es el hecho en si, no es la acción de fracaso en si lo que debe contar sino la forma en que lo asumimos. Una persona realmente fracasada es aquella que se dice a si mismo no hay más que hacer.

Thomas Edison el inventor de la lámpara incandescente, tuvo un sinnúmero de fracasos, lo intento muchas, muchísimas veces hasta conseguir su meta. Su éxito no fue inmediato, fue el resultado de  una gran dosis de perseverancia, optimismo, fe en si mismo y un claro enfoque hacia su meta.

Cuando superamos cada dificultad y salimos adelante se va desarrollando  Fortaleza,  y es precisamente la Fortaleza nuestra mejor aliada en encarar las situaciones dolorosas y complicadas que la vida nos pone cara a cara.
Para llegar a la flor primero nos hincaremos con las espinas. Así que no hay mejor forma de enfrentar el día a día con una actitud positiva, con la Fortaleza que da el sabernos capaces y entonces habremos aprendido a caminar entre las piedras del camino con fe, con seguridad, con actitud positiva, y como premio recibiremos copiosas bendiciones como forma de el Universo en retribuirnos y premiarnos en ese caminar.

jueves, 24 de abril de 2014

El Vaso


Un psicólogo en una sesión grupal levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la típica pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío? Sin embargo, preguntó:

¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.

El psicólogo respondió: "El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo.

Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará.

El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, más difícil de soportar se vuelve."

Y continuó: "Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellas un rato, no pasa nada. Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada."

Acuérdate de soltar el vaso…!!!!

Dosis Necesarias de Vitaminas


Ya expusimos sobre los beneficios de las vitaminas  sobre la salud, y las consecuencias de su carencia. La dosis diaria aproximada en adultos es la siguiente:

La vitamina A  necesita ser aportada en 800 miligramos diarios. Esto lo hallamos principalmente, en una zanahoria, un plato de achicorias, cien gramos de brócoli, cien gramos de batatas, doscientos gramos de espinacas, cuarto kilo de calabaza, tres damascos, trescientos gramos de melones y 200 gramos de queso cheddar.

De vitamina B6  se necesitan 1,3 miligramos y lo hallamos en una rebanada de queso, cincuenta gramos de germen de trigo, una porción de garbanzos o lentejas, o tres bananas grandes. Cien gramos de aguacate aportan el 20 % de lo necesario. Los frutos secos también contribuyen, pero para cubrir la necesidad diaria se deberían consumir dieciocho por día.

Vitamina B12, es la más problemática para los veganos. Se necesitan aproximadamente 2,5 miligramos diarios. Se puede cubrir esta necesidad con cereales u otros alimentos fortificados. Quienes consumen huevos y/o lácteos no tienen este problema, pues lo aportan dos huevos o doscientos gramos de queso cheddar.

La vitamina C, podemos hallarla en una naranja, un plato de espárragos o medio pimiento, que nos dan los 80 mg. recomendados

La vitamina D, es necesaria en 1,15 miligramos. La exposición al sol la hace producir por el organismo.

La cantidad de vitamina E diaria es de 15 miligramos. Una sola cucharada de aceite de germen de trigo, dos de aceite de girasol, sesenta gramos de pipas de girasol o la misma cantidad de almendras o dos raciones de cereales fortificados cubren ese aporte. En menor cantidad también está contenida en el tomate, el aguacate, duraznos, kiwi, aceitunas, arándanos, frambuesas, espinacas y acelgas.
En un plato de espinacas, brócolis o acelgas podemos encontrar los 120 miligramos de vitamina k que el cuerpo nos demanda.